Inicio > Tecnología > Repositorio de Metadatos

Repositorio de Metadatos – nuestro ingrediente secreto

El Repositorio de Metadatos LANSA es más que definiciones de campos, reglas de validación y componentes reutilizables – promueve un enfoque completamente diferente al desarrollo de aplicaciones.

Repositorio de Metadatos LANSA

La portabilidad de aplicaciones ya es una realidad

Una razón para implementar nuestro repositorio de metadatos es para que sus aplicaciones de negocio sean separadas de la capa de tecnología. Ya no está limitado a una combinación particular de hardware, sistema operativo, base de datos o tecnología de interfaz de usuario. Compare esta postura neutral de tecnología con, digamos, aplicaciones de Microsoft .NET que operan solamente en servidores Windows y aplicaciones grandes de J2EE que demandan servidores empresariales poderosos. Si reemplaza un sistema heredado porque la tecnología ha pasado de moda, ¿no es posible que el próximo sistema note los años en poco tiempo?. Seguir confiando en las modas de tecnología es estar cierto de "perderlo todo" por lo menos una vez. Nuestros clientes describen a LANSA como su seguro contra los cambios de tecnología porque los aísla de los riesgos asociados con la tecnología, plataforma o sistema operativo viejos. Al seleccionar LANSA, evitan esta trampa de tecnología y se enfocan en alcanzar sus metas empresariales.

Reduzca considerablemente su carga de mantenimiento

Otro beneficio medible de nuestro repositorio es el efecto que tiene de reducir la carga de mantenimiento a través de la vida de un sistema. Es común que los usuarios de LANSA reporten un decremento de 90 por ciento en el mantenimiento de aplicaciones y sus costos. Esta asombrosa reducción es el efecto acumulado de muchas decisiones de diseño que están incluidas en la plataforma LANSA.

Los beneficios de la orientación de objeto sin complejidad

Por ejemplo, una librería completa de funciones incluidas significa que los programas LANSA son más pequeños de lo esperado. Los programas más pequeños contienen menos código, y obviamente, resultan en menos mantenimiento. Pero aun más importante es la cantidad de reutilización que ocurre a causa del repositorio compartido y del hecho de que cualquier modificación se hace una vez solamente y luego es aplicada a todos los programas afectados sin tener que recompilarlas. Estos beneficios no son distintos a los que se espera al adoptar el modelo de programación Object-Oriented (OO) con sus conceptos antiguos de herencia, modularidad, polimorfismo y encapsulación. Pero las técnicas tradicionales de OO han probado ser más complejas y muchas veces poco viables de implementar consistentemente. En LANSA encontramos una manera de cumplir con la promesa de OO en una manera tan simple que los desarrolladores ni siquiera tienen que pensar en la plomería y pueden solo enfocarse en completar el trabajo.